Call us: +12 345 567 | company@compfghdfhfdhany.com

 

 

 

 

 

Iluminación Sostenible

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El encarecimiento energético y la presión para reducir las emisiones de CO2 son asuntos serios a los que hoy se enfrentan muchas organizaciones, por no mencionar el impacto del uso de la energía sobre el medio ambiente.

La iluminación representa en torno al 14% del consumo de electricidad en Europa. Aproximadamente 2/3 de los sistemas instalados utilizan tecnologías anticuadas e ineficientes. Lo que significa que existe un enorme potencial para renovar el alumbrado y reducir significativamente el consumo de energía.

Por eso en Philips estamos introduciendo constantemente innovaciones que ayuden a la gente a mejorar la eficiencia energética de su iluminación. Hay dos maneras de hacerlo: cambiando las lámparas o los equipos, o –mejor aún– actualizando toda la instalación de alumbrado.

Philips ofrece un completo catálogo de soluciones de alumbrado de bajo consumo. Estos productos se reconocen por el logotipo verde. Los productos así identificados no sólo son energéticamente eficientes, y por tanto reducen los costes operativos del alumbrado, sino que también ofrecen una mejor calidad de luz. Es un simple cambio a mejor.

 

Una implicación ambiental

El uso de las lámparas y tubos fluorecentes tiene implicancias ambientales, ya que contienen Mercurio, un potente contaminante. Cada lámpara contiene miligramos de dicho metal. A nivel mundial no hay aún leyes y disposiciones legales, respecto a que hacer con los residuos producido por estas lámparas. De momento se realiza el almacenamiento de tubos y lámparas fluorecentes en recipientes estancos.


Pese a la falta de una normativa adecuada de tubos y lámparas fluorecentes, la utilización de los mismos es defendida por organizaciones ambientalistas, ya que su uso en lugar de la lámparas incandecentes, con el consiguiente ahorro de energía, minimiza la emisión de gases de efecto invernadero y contaminantes por parte de las plantas de generación de energía termoeléctrica.

 

 

 

LAMPARAS DE BAJO CONSUMO

 

PRODUCTO

Elabessu liaectus, ublicae vissum nos, cricorte quo cam nortis, qua restat in senimissenit actumus huceps, quodi sulibus? Um ac tu es hortem iam tem hos elleginatus horisul te perum es, num. Maricaur, nequi fatusa re es oc rei publii.

picture

 

 

 

LAMPARAS LED

 

PRODUCTO

Elabessu liaectus, ublicae vissum nos, cricorte quo cam nortis, qua restat in senimissenit actumus huceps, quodi sulibus? Um ac tu es hortem iam tem hos elleginatus horisul te perum es, num. Maricaur, nequi fatusa re es oc rei publii.

picture

 

Los estrictos controles de las fases de producción garantizan la calidad de nuestros productos

INTANASA combina la tecnología más vanguardista con el know-how adquirido a lo largo de más de medio siglo para producir unos productos con múltiples aplicaciones adaptadas al uso de cada cliente.

Con INTANASA puede estar seguro, materiales seleccionados y continuos y estrictos controles de todas las fases de producción le garantizan una calidad constante de muy alto nivel y la observación de las cualidades características de nuestros productos.

 


 

Diferentes aplicaciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con el aporte natural de la madera y de forma económica se consigue un encanto y confort que armoniza con cualquier tipo de decoración.

Producimos los materiales más indicados para la fabricación de mobiliario, especialmente de cocina y baño, para aplicaciones verticales en mobiliario doméstico y de oficina, para mobiliario en kit y mucho más.

Las modernas tecnologías y la dedicación de profesionales cualificados permitirán captar aquella esencia y tornarla asequible a sus proyectos de arquitectura de interiores, ampliando extraordinariamente sus opciones de vida.

 

Propiedades mecánicas

Las propiedades mecánicas dependen de la especie botánica del árbol y de las condiciones de crecimiento de éste, puesto que estos factores determinan la velocidad de crecimiento y la presencia de defectos. Al igual que en las propiedades físicas, el grado de humedad influye notablemente sobre las propiedades mecánicas. Por ello, éstas se referirán siempre a maderas secas, con un contenido del 12% en humedad. También resultará importante diferenciar los resultados obtenidos para las diferentes propiedades, según la dirección sobre la que se apliquen los diferentes tipos de esfuerzos.

La resistencia a la compresión es la facilidad a ser comprimida al aplicarle un esfuerzo, el cual puede darse en dos direcciones: paralela y perpendicular al grano, siendo máxima la resistencia para la dirección paralela y mínima para la perpendicular. Por otro lado, a partir de un contenido de humedad del 30%, la resistencia a la compresión permanece constante, pero hasta el 30% la resistencia aumenta al decrecer la humedad.

Biomasa

 

La biomasa ha sido una fuente energética esencial para el hombre desde principios de la historia de la humanidad. Con la llegada de los combustibles fósiles, este recurso energético perdió importancia en el mundo industrial aunque en la actualidad alrededor de la mitad de la población mundial sigue dependiendo de la biomasa como fuente principal de energía.

El concepto de biomasa es muy extenso y comprende toda aquella materia orgánica originada en un proceso biológico, espontáneo o provocado, utilizable como fuente de energía. Su origen está en la transformación de la energía luminosa en energía química gracias a la fotosíntesis, de forma directa en las plantas o de forma indirecta por la digestión de la misma, liberándose al romper los enlaces de los compuestos orgánicos en el proceso de combustión, dando como productos finales dióxido de carbono y agua

Dado su amplitud conceptual, existen muchos tipos de biomasa que pueden ser utilizados como recurso energético como aquellos producidos sin intervención humana (naturales), aquellos subproductos o desechos producidos por las actividades agrícolas o la industria (residuales secos y húmedos) o aquellos productos generados específicamente para tal fin en cultivos energéticos.

Aunque la mayor parte de ellos pueden utilizarse como combustible de forma directa, muchos de ellos pueden transformarse para producir combustibles líquidos o gaseosos como el metanol o el biogás.

Respetando el Medio Ambiente

A diferencia de los combustibles fósiles la biomasa es respetuosa con el medioambiente ya que su combustión libera CO2 a la atmósfera, un CO2 equivalente al que absorbió la misma planta si se usa materia vegetal o la planta que sirvió de alimento si se utiliza materia orgánica animal.

Por ello, si se consume de una manera razonable, la energía de biomasa cierra el ciclo natural y ayuda a mantener constante el nivel de CO2 de la atmosfera.

Fuente de energía

En términos energéticos, se puede utilizar directamente, como es el caso de la leña, o indirectamente en forma de biocombustibles (biodiésel, bioalcohol, biogás, bloque sólido combustible). Pero al igual que no consideramos al vino como biomasa, debe evitarse denominar como biomasa a los biocombustibles (nótese que el etanol puede obtenerse del vino por destilación): 'biomasa' debe reservarse para denominar la materia prima empleada en la fabricación de biocombustibles.

La biomasa podría proporcionar energías sustitutivas a los combustibles fósiles, gracias a biocombustibles líquidos (como el biodiésel o el bioetanol), gaseosos (gas metano) o sólidos (leña), pero todo depende de que no se emplee más biomasa que la producción neta del ecosistema explotado, de que no se incurra en otros consumos de combustibles en los procesos de transformación, y de que la utilidad energética sea la más oportuna frente a otros usos posibles

 

Energía Hidráulica

 

La energía hidráulica es una fuente energética que se ha sido utilizada desde hace siglos por el hombre aprovechando la fuerza de un río para generar un movimiento, por ejemplo, en los molinos. Actualmente constituye la fuente renovable de electricidad más importante y utilizada en el mundo.

Gracias al ciclo hidrológico, la energía hidráulica o hídrica aprovecha la energía cinética y potencial contenida en las masas de agua que transportan los ríos, provenientes de la lluvia o del deshielo, para generar corriente eléctrica. A partir de un desnivel, conocido como salto geodésico, provocado o natural, la energía potencial que contiene el agua del cauce se transforma en energía cinética. Esta energía se aprovecha al hacer pasar al agua en su caída por unas turbinas, provocando en ellas un movimiento de rotación que finalmente se transforma en energía eléctrica por medio de generadores.

Fuente de energía inagotable

La energía hidráulica tiene la capacidad de ser renovable, pues no agota su materia prima, y limpia, ya que no produce ninguna sustancia contaminante en su aprovechamiento.

Sin embargo su desarrollo requiere la construcción de grandes presas que retengan el agua para crear el mayor salto posible y con ello poder generar mayor potencia eléctrica. Esto implica un gran impacto medioambiental y social en áreas geográficas muy extensas, además de grandes inversiones económicas, por lo que en la actualidad, la tendencia es a construir centrales más pequeñas como las minihidroeléctricas, o la instalación de microturbinas o picoturbinas.

Energía del agua en movimiento

Se puede transformar a muy diferentes escalas, existiendo desde hace siglos pequeñas explotaciones en las que la corriente de un río mueve un rotor de palas y genera un movimiento aplicado, por ejemplo, en molinos rurales. Sin embargo, la utilización más significativa la constituyen las centrales hidroeléctricas de represas, aunque estas últimas no son consideradas formas de energía verde por el alto impacto ambiental que producen.

Cuando el Sol calienta la Tierra, además de generar corrientes de aire, hace que el agua de los mares, principalmente, se evapore y ascienda por el aire y se mueva hacia las regiones montañosas, para luego caer en forma de lluvia. Esta agua se puede colectar y retener mediante presas. Parte del agua almacenada se deja salir para que se mueva los álabes de una turbina engranada con un generador de energía eléctrica.

 

Energía Geotérmica

 

La energía geotérmica consiste en aprovechar el calor interno de la Tierra, por lo tanto, este tipo de energía es independiente de las condiciones metereológicas que resulten en el exterior. Este tipo de energía ha sido utilizada por el hombre desde hace siglos, por ejemplo, en la utilización de corrientes subterráneas calientes en balnearios.

La energía geotérmica se basa en la gran diferencia de temperaturas que existen entre la corteza terrestre y el núcleo de la Tierra. En esencia, este calor es debido a la radioactividad natural de las rocas de la corteza y a la aportación del núcleo terrestre. Esto origina un continuo flujo de calor desde el interior de la Tierra hacia la superficie que puede ser aprovechable por el hombre con un intercambiador y producir de energía térmica primero, para después transformar ésta en energía eléctrica principalmente.

Aprovechando los recursos de la tierra

Incluso con la energía  geotérmica podemos producir frío. Esto es debido a la capacidad del suelo de mantener una temperatura constante, por lo que en invierno tendrá una temperatura superior a la exterior y en verano ocurrirá el fenómeno inverso

Por ello, y debido a su baja minima implantación actual, la geotérmica es una de las fuentes energéticas renovables con mayor proyección de futuro.

Fuente de energía inagotable

Se obtiene energía geotérmica por extracción del calor interno de la Tierra. En áreas de aguas termales muy calientes a poca profundidad, se perfora por fracturas naturales de las rocas basales o dentro de rocas sedimentarios. El agua caliente o el vapor pueden fluir naturalmente, por bombeo o por impulsos de flujos de agua y de vapor (flashing). El método a elegir depende del que en cada caso sea económicamente rentable.

En la mayoría de los casos la explotación debe hacerse con dos pozos (o un número par de pozos), de modo que por uno se obtiene el agua caliente y por otro se vuelve a reinyectar en el acuífero, tras haber enfriado el caudal obtenido. Las ventajas de este sistema son múltiples:

  • Hay menos probabilidades de agotar el yacimiento térmico, puesto que el agua reinyectada contiene todavía una importante cantidad de energía térmica.

  • Tampoco se agota el agua del yacimiento, puesto que la cantidad total se mantiene.

  • Las posibles sales o emisiones de gases disueltos en el agua no se manifiestan al circular en circuito cerrado por las conducciones, lo que evita contaminaciones.